Paradores promueve la alimentación sostenible con talleres de cocina para niños

Juan Carlos Ontoria

97
  • Durante los cuatro sábados de noviembre la cadena hotelera pública ha programado una actividad formativa dirigida a los más pequeños en los Paradores de Alcalá de Henares, Cuenca, Gredos, La Granja de San Ildefonso, Oropesa, Segovia, Sigüenza y Salamanca.
  • La iniciativa pretende poner en valor conceptos como la dieta saludable, el consumo local y la eliminación del desperdicio alimentario.

Inculcar en los más pequeños la importancia de una alimentación sostenible, a la par que se ofrece una atractiva alternativa de ocio en el periodo otoñal orientada al turismo familiar, es el objetivo de los talleres de cocina para niños que Paradores va a poner en marcha el próximo mes de noviembre. Una iniciativa dirigida a niños de 3 a 12 años y que está enfocada a que los más pequeños aprendan de mano de los chefs de la cadena hotelera pública recetas ricas, sabrosas y, sobre todo, sostenibles y saludables.

Los talleres se van a desarrollar durante todos los sábados de noviembre a las 16,30 horas en un grupo de ocho Paradores que han sido seleccionados para esta experiencia gastronómica: Alcalá de Henares, Cuenca, Gredos, La Granja de San Ildefonso, Oropesa, Segovia, Sigüenza y Salamanca.

La actividad pretende poner en valor los principios de la alimentación sostenible con conceptos como la dieta saludable, el consumo local y la eliminación del desperdicio alimentario, así como impulsar el conocimiento de los objetivos del reciclaje dando respuesta a por qué debemos reciclar y cómo se hace correctamente.

Teoría amena y práctica divertida

Los talleres tienen una duración aproximada de una hora y media. Con carácter previo va a tener lugar una pequeña charla para que los niños entiendan el concepto de la sostenibilidad incidiendo en aprender a comer para estar sano, tomando como referencia la pirámide de los alimentos e incidiendo en los beneficios del consumo diario de frutas y hortalizas, que se enseñarán a conocer y distinguir.

En la parte práctica los niños, provistos de sus delantales y gorros, van a preparar elaboraciones sencillas que puedan tomar para merendar y compartir con sus padres llevándose en una cajita galletas artesanas que decoran y un marcador de páginas “aprendo a comer” como recuerdo de la actividad.

La acción está destinada a clientes alojados o que almuercen en el Parador y es gratuita. Las plazas son limitadas por lo que para participar es necesario llamar previamente por teléfono al Parador correspondiente para reservar.

La iniciativa gastronómica cuenta con la colaboración de Danone y Hacienda La Laguna, que aportan Actimel y AOVE, respectivamente.

Juan Carlos Ontoria