Paradores introduce los lechazos de Picos de Europa premiados por la UE en la alta restauración

Juan Carlos Ontoria

346
  • El Proyecto Pro-Biodiversidad impulsado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos ha recibido el Premio Natura 2000 al mejor proyecto europeo de conservación de la naturaleza en la sección Beneficios Socioculturales.
  • Los animales son criados de manera natural y sostenible en las montañas de los Picos de Europa se pagan a un precio que permite a los ganaderos continuar con su negocio.
  • Se trata de un exclusivo producto local de extraordinaria calidad y respetuoso con el medio ambiente amparado por un sello impulsado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos.

Madrid, 10 de febrero de 2021.- Los lechazos de la Marca de Garantía Pro-Biodiversidad criados en los Picos de Europa llegan a la alta restauración. Paradores de Turismo comenzará a servir este mes ejemplares con este sello impulsado por la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos. Una iniciativa que persigue fomentar y cohesionar la vinculación existente entre la conservación de la biodiversidad y el desarrollo sostenible rural a través del apoyo y promoción de una actividad ganadera tradicional que ayuda a conservar la biodiversidad y que está en crisis, social y económicamente.

La cadena hotelera pública alcanzó a finales de 2019 un acuerdo para comercializar este exclusivo producto en sus establecimientos de Asturias y Cantabria pero el cierre en marzo de 2020 motivado por la pandemia de la covid 19 impidió ponerlo en marcha dada su estacionalidad. Ahora, con el inicio de la campaña 2021, los lechazos de la primera paridera se van a suministrar a la vertiente asturiana de los Picos de Europa, con lo que se prevé que estarán disponibles en los Paradores de Corias, Gijón y Cangas de Onís a partir del 11 de febrero y hasta después de Semana Santa. Los de la segunda paridera, que se prolonga de abril a mayo, se destinarán a la vertiente cántabra y podrán degustarse en los Paradores de Fuente Dé, Limpias y Santilla del Mar.

Rescate de la caldereta pastoril

Las semanas que los ganaderos de los Picos de Europa puedan ofrecer este lechazo los clientes podrán encontrar en las cartas de Paradores diferentes recetas con esta selecta carne ovina. Como ejemplo, las que propone el chef Santos Vicente, jefe de Cocina del Parador de Cangas de Onís, con distintas partes del cordero lechal: sus paletillas simplemente asadas en dos cocciones al modo tradicional para dejar expresarse al producto; aprovechando el costillar lo elabora ligeramente asado con una costra de ablanes (avellanas de Piloña) y miel de Picos, y ahondando en la tradición de la zona rescata la receta de la caldereta con patatinos que habitualmente elaboran los pastores en alta montaña.

Paradores respalda decididamente este proyecto de producción de lechazos criados de manera natural, saludable y sostenible en las montañas de los Picos de Europa para su posterior comercialización a través de un sistema de venta directa que garantiza que la carne llegue al consumidor de manera ágil y en el momento óptimo para su consumo. Un planteamiento que elimina intermediarios con lo que el ganadero cobra un precio justo pactado sin incrementar el coste al consumidor.

Conservación de los ecosistemas de montaña

Así mismo, este modelo de ganadería extensiva además de favorecer la conservación de los pastizales de montaña respeta la convivencia con la fauna silvestre. Los subproductos ganaderos que se generan tras el sacrificio de los lechazos (restos óseos y vísceras no comerciales) son aprovechados como alimento suplementario para las especies necrófagas como el quebrantahuesos, en lugar de ser desechados.

En este proyecto, al que están vinculados actualmente 13 ganaderos de Asturias y Cantabria y en el que también se han implicado las cadenas de supermercados Alimerka y Lupa que operan en el ámbito regional, Paradores viene a completar el eje de distribución y manipulación: el de la alta restauración. Se da así visibilidad a un producto tan exclusivo y temporal de la mano de las elaboraciones que sus chefs han ideado para destacar la singularidad de esta materia prima.

Una apuesta que, tal y como destaca Ignacio Bosch, director del Parador de Cangas de Onís, “coincide con las estrategias de la compañía de impulsar el desarrollo sostenible, económico y social de los lugares en los que se ubican nuestros hoteles apostando por suministrarse de productores locales”. Una política fundamental para asegurar el futuro de las poblaciones rurales y los entornos en los que se desarrollan.

Premio Natura 2000

Este proyecto Pro-Biodiversidad ha sido ganador en 2020 del Premio Natura 2000 al mejor proyecto europeo de conservación de la naturaleza en su sección de “Beneficios Socioculturales”. Estos galardones, fueron creados por la Comisión Europea para reconocer las mejores iniciativas desarrolladas en esta red europea de espacios protegidos. Reconocen la excelencia, la innovación y el trabajo compartido en proyectos que mejoran la gestión medioambiental de la red y muestran su valor para las economías locales y la mejora de las condiciones de vida de sus habitantes.

Los españoles confían en Paradores

Paradores ha sido la primera gran cadena hotelera de España certificada con el sello Safe Tourism Certified que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española por cumplir las máximas garantías higiénico-sanitarias y que convierte los 98 paradores en espacios seguros para clientes y empleados.

Paradores fue la única gran cadena hotelera española que reabrió todos sus establecimientos tras la desescalada el año pasado. La compañía pública siempre ha sido un referente en materia de calidad y fiabilidad y, ahora más que nunca, ha extremado las medidas de limpieza y desinfección en todos sus establecimientos. El hecho de que la mayoría de sus establecimientos se sitúe en lugares apartados, lejos del turismo masificado, así como el tamaño de sus hoteles, casi todos medianos o pequeños, facilita la implantación rigurosa de los controles de seguridad e higiene para convertirlos en el lugar turístico más seguro.

En un año marcado por la caída del turismo extranjero y las restricciones de movilidad en nuestro país, los españoles confían en Paradores. La cadena hotelera ha sido reconocida como la marca con mayor reputación de España en 2020 y la hotelera con mejor reputación del mundo, siendo la única empresa española que entra el “top” de las 10 marcas internacionales con mayor reputación, según Brand Finance, firma internacional independiente de valoración y estrategia de marcas.

La confianza y respaldo de los clientes nacionales en Paradores se reflejan en que es la marca más recomendada por quienes la consumen, según el V Informe de Estado de Madurez de la Experiencia de Cliente en España, elaborado por la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia de Cliente (DEC) y la consultora estratégica Bain&Company. El producto/servicio de Paradores supera las expectativas de sus clientes y mantiene con ellos una vinculación emocional por encima de la media.

Acerca de la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos

La FCQ se creó en 1995. Es una organización no gubernamental (ONG), declarada de utilidad pública, que se dedica a promover y desarrollar proyectos de conservación, gestión, investigación, educación ambiental, desarrollo rural y ecoturismo en los hábitats de montaña en los que vive el quebrantahuesos. Entre otras iniciativas, gestiona el exitoso proyecto de reintroducción del quebrantahuesos en los Picos de Europa, una especie declarada en peligro de extinción en España, y que desapareció de este territorio el pasado siglo XX. Entre otros galardones, su labor ha sido reconocida en 2020 con el Premio Natura 2000 que concede la Comisión Europea y el Premio Fundación BBVA a la Conservación de la Biodiversidad.

Juan Carlos Ontoria