¡ Moscatel siempre !

Jesús Flores Téllez

345

La uva moscatel dorada de piel, iluminada y bien sazonada por el sol, es una diosa dulce y la más aromática del viñedo español. De compartir espacio en el litoral mediterráneo con los naranjos, adquiere parte del perfume de sus flores: el azahar. Se impregna, también, de la humedad del mar, que contrarresta la escasa agua de nuestro clima. Exhala notas de pétalos de rosa, formando un conjunto olfativo donde su carácter almizclado hace de fijador de todos los aromas anteriores. Estos olores tan singulares, tan sofisticados ya los quisieran para sí, cualquier firma de alta costura para la creación de algunas de sus fragancias.

Un poco de historia.

Según parece griegos, romanos y fenicios trajeron a la península esta variedad de uva que recibe su nombre por el poder de atracción que ejerce sobre abejas, moscas y otros insectos.  Hay autores que atribuyen su procedencia de Turquía.

En 1807, Don Simón de Rosas Clemente habla de los moscateles en su “Ensayo sobre las variedades de la vid común que vegetan en Andalucía” y escribe: “uvas almizcleñas con olor y sabor parecidos al almizcle”.

Posteriormente, en 1863, Don Antonio Blanco, en su tratado sobre “El cultivo de la vid y elaboración de vinos”, refiere las variedades siguientes: “moscatel menudo, blanco en Sanlúcar, Jerez, Trebujena y Arcos; moscatel morisco o fino en Málaga; moscatel común en Ocaña”. Habla de sus características, comentando: ”Cepa delgada que brote temprano. Sarmientos muchos y tendidos, aovados-cilíndricos, muy apretados…”. Sigue diciendo: “uvas redondas, doradas, pequeñas, muy obtusas, bastante duras y carnosas, de sabor dulce, hasta empalagosas; son muy tempranas pero se pudren pronto”. El hollejo es algo grueso; el anillo no existe. Esta variedad es la que da el mejor vino moscatel. El de Málaga se hace con una sexta parte de su uva y cinco de la del Jiménez.

Tipos de Moscatel.

Con la moscatel en España, por el clima ideal para favorecer el azúcar, no se tiene la incertidumbre de maduración que hay en otras latitudes más frías. La riesling, la gewürztraminer, la semillón, la sauvignon y otras tantas, desvelan a los viticultores, esperando que sazonen, se pasifiquen, o que se cubran sus vendimias con el moho gris o podredumbre noble para que se concentren los azúcares y así poder  elaborar sus golosos vinos. Hoy, los vinos de moscatel se elaboran con dos variedades fundamentalmente: de alejandría y de grano menudo. Es posiblemente una de las uvas  más antigua cultivada en nuestro país.

La moscatel de alejandría, de dulce vocación y ubicación idónea en el Mediterráneo, se conoce con varios sinónimos: moscatel de málaga, moscatel romano, moscatel de grano gordo, muscat d´alexandrie y samanna, las cuatro primeras en España y las dos últimas en Francia y en Italia respectivamente. En España, de esta variedad se cultiva más de 22.000 hectáreas para elaborar vino y aproximadamente unas 19.000 hectáreas para uva de mesa.

España es uno de los países donde más abunda la uva moscatel, y es Valencia el lugar que más extensión le dedica al cultivo de esta cepa. En zonas como Alicante, Canarias o Málaga, también, desde tiempos remotos, se cultiva este varietal. La Comunidad Valenciana ha sabido modificar planteamientos en sus conceptos de vinificación, pergeñando una nueva identidad y persiguiendo un espacio con personalidad propia dentro de la panorámica actual de los vinos españoles.

En esta comunidad se elaboran mistelas de calidad en Cheste, Godelleta y Turís. Tal era la importancia de la moscatel que a finales del siglo XlX se registraban 50.000 hectáreas. Uno de los más prestigiosos escritores en temas vinícolas, el inglés Hugh Johnson, sostiene la teoría de los italianos de Génova transportaron la moscatel del reino de Valencia a Portugal para elaborar el moscatel de Setúbal, el más nombrado del país vecino.

 Moscatel de Grano Menudo.

Las uvas, como su nombre indica, son de tamaño, forma redonda, salpicadas de manchas parduzcas. Racimos pequeños, compactos y cilíndricos, que suelen provenir de cepas de bajo rendimiento. Tiene muchas sinonimias, citaré algunas: moscatel almizcladomoscatel moriscoromano, moscatel del país, moscatel menudo. Es de porte erguido, de maduración temprana y bastante sensible a las plagas, en muchos casos, del  oídio y del  midiu. Se elaboran, con esta variedad, muchos tipos de vinos: jóvenes, generosos, dulces, secos, espumosos… Y con mezclas con otras varietales

En Portugal se conoce con los nombres: moscatel  de bago miudo y moscatel galego. En Italia es reconocido por: moscato bianco y en Francia por muscat de frontignanmuscat á petit grains.

En la Comunidad de Madrid, en el siglo XlX., eran muy nombrados los moscateles de Fuencarral y San Martín de Valdeiglesias. Estos últimos, anteriormente, en el siglo XVI, eran conocidos como vinos preciosos o vinos santos.

Las comunidades de Aragón y Navarra también cuentan con zonas donde se cultiva la variedad de grano menudo. Navarra comienza a situarse en la vanguardia de los moscateles con elaboraciones de nuevo cuño y han sabido interpretar la constante evolución de un consumidor cada vez más exigente y con más conocimientos.

Jesús Flores Téllez
Enólogo. Crítico de vinos
Premio Nacional de Gastronomía