La granada Mollar de Elche, rubíes comestibles en las mesas de Paradores

Juan Carlos Ontoria

526

El repaso a los productos selectos de proximidad de los que se nutren las cocinas de Paradores se fija hoy en una auténtica joya frutícola: la preciada granada Mollar de Elche, cuyos dulces granos se asemejan a rubíes comestibles.

La temporada de la granada en España es muy corta. Su recolección y época de mejor consumo tiene lugar entre los meses de septiembre y diciembre, aunque algunas variedades también se recolectan en enero.

Herencia cartaginesa

Es el fruto del granado, árbol caducifolio de tamaño pequeño y bastante tupido en su estructura de ramas y hojas, además de considerarse un árbol ornamental. Fueron los cartaginenses los que introdujeron este árbol frutal en tierras mediterráneas a raíz de las guerras Púnicas. Posteriormente, los romanos extendieron su cultivo por todo el imperio y por España.

Los orígenes de la granada en Elche los encontramos en el siglo ll-l a.C en el yacimiento arqueológico de La Alcudia (mismo yacimiento en el que también fue hallada la dama de Elche). En este espacio, se encontraron varias granadas carbonizadas que datan del siglo l a.C.,  así como cerámica de la época final de los íberos con grabados de granada (s.ll-l a.C).

La calidad de la granada Mollar de Elche, variedad autóctona, está garantizada por la Denominación de Origen Protegida (DOP) que ampara a 40 municipios de las comarcas alicantinas del Baix Vinalopó, L,Alcantí y Vega Baja.

Estas zonas concentran más del 75% de la producción nacional, convirtiéndose en los principales productores de Europa. De hecho, a los campos de Elche y las poblaciones del entorno del sur de la provincia de Alicante, se les considera como la tierra de las granadas de Europa.

En las 3.000 hectáreas dedicadas a este cultivo se alcanza un volumen de producción que gira alrededor de 50.000 toneladas por campaña. De todas ellas, las granadas de la variedad Mollar de Elche de primera categoría y extra inscritas en el Consejo Regulador se comercializan con el sello de la Denominación de Origen Protegida.

Estas tierras son ideales para el cultivo de esta fruta debido al privilegiado clima y suelos fértiles a orillas del Mediterráneo, dando como resultado una de las mejores y más valoradas granadas del mundo.

Una “super fruta” muy saludable

La granada mollar de Elche tiene unas características y cualidades que la diferencian del resto de granadas. Esta variedad destaca por su dulzor, su semilla blanda comestible y sus propiedades saludables, siendo considerada una super fruta por su gran contenido en antioxidantes, vitaminas y minerales.

Su poder antioxidante es tres veces superior al vino tinto o al té verde, protege a las células del daño causado por el estrés oxidativo y ralentiza el proceso de envejecimiento. Es rica en polifenoles, baja en calorías y cuenta con propiedades astringentes y antiinflamatorias que resulta ideal para dietas depurativas y adelgazantes.

La viagra natural

También se conoce a la granada como la viagra natural. De hecho, su zumo puede tener resultados positivos sobre la calidad del esperma y la disfunción eréctil.

Así mismo, evita la retención de líquidos, ayuda a combatir la hipertensión, la arteriosclerosis, el exceso de ácido úrico y los parásitos intestinales. Es un alimento hipocalórico ideal para dietas de adelgazamiento; y, además, es recomendable para prevenir las molestias de la menopausia y también tiene unas buenas propiedades diuréticas y depurativas.

Además, estudios recientes han demostrado que su consumo ayuda a reducir los niveles de colesterol y puede retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer. También contribuye a prevenir enfermedades del corazón, ataques cardíacos y ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer como el de mama y próstata.

Un emblema nacional

Como curiosidad, señalar que el fruto de la granada constituye todo un emblema patrio. Desde hace 528 años ha estado representado, con mayor o menor relevancia, en el escudo nacional. Inmediatamente después de la reconquista de Granada los Reyes Católicos lo incorporaron en 1492 a su blasón como símbolo de la rendición del reino nazarí.

La granada en la cocina

Su uso en la cocina es muy variado, puede consumirse tanto en fresco como ingrediente principal o acompañamiento en numerosos platos como ensaladas, zumos, mermeladas, salsas para asados, confituras, helados o bebidas, siendo la más famosa de estas la granadina, un jarabe sin alcohol que se suele emplear como sirope.

En las cartas de los restaurantes de Paradores aparece mayoritariamente como un ingrediente de ensaladas diversas. En Plasencia, por ejemplo, la elaboran de brotes frescos con trigo y pintada escabechada; en Mazagón, de endivias con agridulce de manzana, granadas y salpicón de tomate; o en los paradores de Tortosa, Lerma, Lleida o Trujillo, de codorniz escabechada con diferentes complementos vegetales, frutales y lácteos. En el último de ellos la granada se integra en una vinagreta, aliño que también se utiliza en Córdoba para sendas ensaladas de escarola con naranja y cebolleta y de espinacas con queso y frutos secos, y en Málaga Gibralfaro, donde mezclan lechugas, mango, aguacate y queso de cabra rondeño.

También apuestan por combinar la granada con ensalada verde en Ribadeo, donde la enriquecen con langostino; Carmona, con un toque de albahaca aporte proteico de sardina marinada y queso; o Cáceres, donde además de queso de cabra el punto original lo aporta una vinagreta de Pimentón de La Vera agridulce DOP.

Sin embargo, la granada también se utiliza como guarnición, como es el caso de Aiguablava, donde preparan unas chuletas de jabalí asadas con naranja y granadas, o en Zamora donde presentan una sorprendente terrina de perdiz de tiro, pan de maíz y pasas, escarola y granada.

Juan Carlos Ontoria