El Parador de Villafranca despliega la rica despensa comarcal en las Jornadas Gastronómicas del Bierzo

Juan Carlos Ontoria

285

La comarca leonesa de El Bierzo es un festival de sabores en otoño. En esta época la zona huele a castañas, a pimientos asados, a manzana y a pera, a botillo, a repollo, a cachelos… y llegan las ganas de pucheros. Una estación en la que el campo regala sus mejores frutos y que constituye la fecha idónea para celebrar las Jornadas Gastronómicas del Bierzo, un evento que, tras el intento frustrado del año pasado en el que se vieron obligados a suspenderlas por el cierre de la hostelería decretado por la pandemia, alcanza su trigésimo séptima edición con la participación de una treintena de restaurantes de la comarca.

El Parador de Villafranca del Bierzo se mantiene fiel a esta cita culinaria con un menú en el que ha desplegado la amplia y rica despensa comarcal con variadas elaboraciones en las que son protagonistas los múltiples productos bercianos amparados bajo figuras de calidad como el botillo (IGP), la pera conferencia (Marca de Garantía), la manzana reineta (DOP), las castañas (MG), el pimiento (IGP), las cerezas (MG) o los vinos (DO) junto a otras reconocidas referencias gastronómicas leonesas como la cecina o la morcilla .

Este año el aperitivo llega en forma de cecina de León con queso de cabra y pera conferencia de El Bierzo. Como primer plato se puede elegir entre una crema de puerros, lacón y almendra tostada; un crujiente de androlla (embutido autóctono de carne de cerdo a la que se añade la piel del cerdo asada y picada) y manzana reineta de El Bierzo; alcachofas confitadas con romescu de pimiento asado de El Bierzo o ensalada de trucha escabechada, con apionabo y perlas de aceite.

Cartel XXXVII Jornadas Gastronómicas 2021 de El Bierzo

22 de octubre al 12 de diciembre 2021

Para los segundos, las opciones entre las que hay que escoger figuran el obligado botillo del El Bierzo IGP, que se elabora al estilo del Parador con sus acompañamientos; un revuelto de huevo campero, setas y castañas de El Bierzo; presa ibérica con trigo tierno y salsa de cerezas de El Bierzo o unos chipirones a la plancha con guiso de morcilla de León, piñones y trigueros.

El apartado de postres lo encabeza Las Médulas, la dulce creación que la chef Estrella Díez, jefa de Cocina del Parador villafranquino, presentó en 2020 en homenaje al paisaje de este singular entorno minero compuesto por bizcocho de oro, higos zoupeiros y castañas de El Bierzo. La manzana reineta también está presente en una tarta en hojaldre y su sorbete, al igual que la pera conferencia, que se presenta en compota, helado y crujiente. El abanico se completa con un cuajado de coco con azafrán y miel de El Bierzo. Las jornadas arrancan el viernes 22 de octubre y se prolongan hasta el 12 de diciembre, un amplio margen que invita a repetir varios días para probar todas estas exquisiteces. El menú está disponible en servicio de almuerzos y cenas de viernes a domingo.

Juan Carlos Ontoria