El Parador de Soria propone su Menú Especial Trufa los sábados hasta final de febrero

Juan Carlos Ontoria

367

Pese a las atípicas circunstancias generadas por las restricciones de movilidad, aforos y horarios impuestas a consecuencia de la pandemia provocada por la covid-19, el Parador de Soria ha querido mantenerse fiel este 2021 a una de sus citas culinarias más importantes del calendario: las jornadas gastronómicas de la trufa. Un evento en el que la protagonista es la Trufa Negra de Soria, marca registrada para la Tuber melanosporum recolectada en la provincia soriana, y que sus incondicionales clientes esperan con fervor edición tras edición confiando en que la temporada sea benévola.

El equipo de cocina que dirige el chef Carlos Aldea, auténtico especialista en este manjar ha diseñado para la ocasión un Menú Especial Trufa en el que cada uno de los platos se armoniza con un vino diferente. Como entrante, todo un clásico: un lingote de foie y trufa negra que se sirve con Cyatho, un verdejo fermentado con sus lías de la D.O. Rueda.

Que el “diamante negro” casa a la perfección con la pasta no es ningún descubrimiento, pero se evidencia una vez más en su versión de tallarines con trufa, boletus y queso curado, combinada con Vionta, un monovarietal albariño de la D.O.P. Rías Baixas también macerado en sus lías.

Rodaballo a baja temperatura y codornices

Como maridaje para la propuesta de pescado de los platos principales, un rodaballo a baja temperatura con mantequilla de trufa y arroz meloso de boletus, se ha apostado por Torre de Galimany, un original cava de Segura Viudas con una inusual crianza en barrica. El otro fuerte son unas codornices con trufa negra y remolacha, que se degustan junto al crianza Camino Soria, un vino tinto de autor de la D.O. Ribera del Duero elaborado en tierras sorianas.

La intensidad aromática del preciado hongo también está presente en el postre, un milhojas de trufa y mantequilla dulce de Soria que llega a la mesa acompañado de Malvasía, un singular cava dulce de la colección Cuvée de Prestige de Freixenet.

El menú, que tiene un precio de 70 euros, se ofrece los sábados de enero y febrero tanto en servicio de almuerzo como de cena, aunque con algunos condicionantes motivados por la situación excepcional. Así, este año es necesario realizar la reserva con al menos 72 horas de antelación. Por otra parte, se requiere un mínimo de cuatro personas para la confección del menú, por lo que el cliente deberá contactar con el Parador para que le facilite información detallada de las condiciones, bien en el teléfono 975 24 08 00 o a través del correo electrónico soria @parador.es

Juan Carlos Ontoria