El Parador de Argómaniz se suma a la temporada del txotx con su menú sidrería

Juan Carlos Ontoria

337

A lo largo y ancho del País Vasco ya suena el grito ¡Gure sagardo berria! (¡Nuestra nueva sidra!). El mes de enero ha arrancado con la apertura de la temporada del txotx (temporada de la sidra vasca) en la que se prueba la nueva sidra del año, una de las tradiciones más singulares de Euskadi que significa mucho más que una llamada a peregrinar hasta las sidrerías para disfrutar de la kupela (barrica) escanciando y degustando un vaso de sidra de la cosecha de 2021.

La gastronomía juega un papel fundamental en esta cita festiva y el Parador de Argómaniz no es ajeno a esta costumbre también hondamente arraigada en tierras alavesas. En los últimos años ha rescatado el menú sidrería diseñando una propuesta que varía ligeramente del menú que se suele servir habitualmente en los caseríos vascos abiertos a las kupelas.Toda una experiencia gastronómica pensada para compartir.

Como entrante el Parador ofrece una cazuelita de chorizo a la sidra, receta original asturiana pero muy habitual también en la vasca. Le sigue la tradicional e incuestionable tortilla de bacalao y, como plato fuerte, el insustituible chuletón de vaca, madurado durante 25 días y elaborado a la parrilla, con pimientos de Guernika como guarnición, que es el gran protagonista. Todo ello regado con sidra alavesa o tinto joven maceración carbónica de Rioja Alavesa. Para el postre, no falta el clásico queso regional con membrillo y el original helado casero de intxaursala (crema de nueces y leche típica vasca) sobre tierra dulce, presente habitualmente en su carta.

El Menú Sidrería Llanada Alavesa cuesta 42 euros y se sirve para un mínimo de 2 personas. Disponible hasta finales de febrero,  se vende bajo reserva de lunes a viernes y solo los sábados y domingos podrá degustarse como una oferta más dentro de la carta del Parador.

Juan Carlos Ontoria