El kaki de la Ribera del Xúquer, “exotismo” frutal en el Parador de El Saler

Juan Carlos Ontoria

54

Nuestra excursión a la despensa de Paradores hace parada hoy en la sección de frutería con un producto con reminiscencias exóticas pero que es autóctono de la Comunidad Valenciana: el kaki. Se trata de una fruta tropical originaria de Asia y adaptada a climas mediterráneos con un sabor muy dulce. Es una baya globosa de más o menos 8,5 cm de diámetro, generalmente con cáliz acrescente y persistente. Es de color naranja a rojo oscuro y tiene la piel lisa brillante.

Los Persimon® en el mercado aparecen a mediados de octubre y están disponibles hasta mediados del invierno. Esta fruta es una buena fuente de vitamina A y C, también aporta Vitamina B1, B2 y B3. Por su contenido en potasio, es una fruta beneficiosa para personas con hipertensión arterial y cuida nuestro sistema cardiovascular. Su aporte en antioxidantes mejora nuestras defensas naturales.

Inicialmente se comercializaban variedades de kakis con una carne de consistencia blanda y muy astringentes, lo que condicionaba su comercialización al ser un producto poco demandado.

Variedad local

A mediados de los 90, el Instituto Valenciano de Investigaciones Agrarias junto a las Cooperativas de la Ribera, adaptaban la técnica de la eliminación de la astringencia al “Rojo Brillante” y a partir del año 1997 se empiezan a comercializar los primeros kakis duros de esta variedad local que se registró con el nombre: Persimon®, que es una marca registrada por el “Consejo Regulador de la Denominación de Origen Kaki Ribera del Xúquer”, por la cual únicamente bajo esta denominación se comercializan los frutos de la variedad “Rojo Brillante”, con carne firme y sin astringencia y certificados por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Kaki Ribera del Xúquer.

Más de 6.000 agricultores trabajan a diario y transmiten sus pequeños cultivos de generación en generación. Desde hace más de 20 años, el Kaki Ribera del Xúquer DOP pertenece a esas frutas únicas, autóctonas de esa zona. Esto la convierte en una de las zonas más fértiles de España y con mayor tradición agrícola, donde el kaki se cultiva en un entorno privilegiado conocido como el Jardín de España.

Se puede acelerar la maduración de los Persimon® si se ponen en una bolsa de papel junto a un plátano maduro o cualquier otra fruta climatérica (productora de etileno).

En el parador de El Saler se utiliza como fruta en los desayunos, asado como guarnición de carnes rojas y en algún postre de temporada como “las natillas de kaki”.

Juan Carlos Ontoria