“Tiempo de cuchara” en los restaurantes con identidad de Paradores

379
  • Los espacios gastronómicos de carácter más informal de la cadena ofrecen a diario un plato tradicional de cuchara por 12 euros y un menú más completo por 16.
  • Tienen cabida tentadoras recetas como cazuela de fideos con pescado, alubias con perdiz, arroz caldoso de pato y castañas, olla “poderida” o un cocido completo.

Paradores apuesta en noviembre por los platos reconfortantes propios del preámbulo invernal. Si este mes tradicionalmente ya se puede disfrutar de los cocidos que se sirven en los paradores de Chinchón, Almagro y Alcalá de Henares, este año además es “Tiempo de Cuchara” en los “Restaurantes con Identidad” de la cadena hotelera pública.

Esta atractiva campaña pretende dar a conocer el proyecto con el que Paradores ha reforzado desde este verano su apuesta por la gastronomía regional. Se trata de la transformación de una docena de sus cafeterías en espacios gastronómicos con entidad propia en los que la carta tiene un carácter más informal y raciones para compartir. Esta nueva línea complementa la oferta de los restaurantes tradicionales con los que ya cuenta la compañía.

Desde el lunes 4 de noviembre y hasta el día 29 de este mes los clientes encontrarán de lunes a viernes, exclusivamente en servicio de almuerzo, una oferta diferenciada en cada establecimiento con un plato tradicional de cuchara a un precio de 12 euros y un menú cuchara que, por solo cuatro euros más, añade una ensalada para acompañar y un tarro dulce a elegir, incluyendo además pan local, AOVE y una bebida.

De lunes a viernes con variación diaria

La propuesta variará cada día de la semana a criterio de los respectivos equipos de cocina en base al recetario típico de cada zona. El objetivo es que los clientes puedan descubrir y degustar la gran diversidad de nuevos y humeantes guisos, pucheros y cocidos tradicionales que se preparan en los fogones de Paradores.

Un vasto repertorio culinario en el que tienen cabida tentadoras propuestas como una cazuela de fideos con pescado, un guiso de patatas con costillas, unas alubias blancas con hortalizas y perdiz, un arroz caldoso con pato y castañas, la cuajadera de sepia, el marmitako, un potaje de garbanzos con su pringá e incluso un cocido completo o una olla “podrida” con sus sacramentos.

Estos nuevos espacios tienen también una imagen nueva identificada con la ubicación de cada parador. Los doce nuevos restaurantes se dividen en torno a dos temáticas diferentes: los de interior se identifican con la cultura de su región y los de costa se inspiran en la influencia marina. Una nueva experiencia gastronómica que se irá ampliando a otros paradores.

La oferta que ha diseñado el equipo de Restauración de Paradores para esta nueva línea está basada en las señas de identidad de la hotelera pública: la cocina regional, los productos locales y las recetas tradicionales de cada zona, tanto en la comida como en la bebida. Los clientes pueden degustar productos típicos y platos emblemáticos de cada comarca donde se ubica el parador.

LOS RESTAURANTES CON IDENTIDAD PROPIA

ANDALUCÍA

  • Cádiz: La Tacita del Atlántico.
  • Málaga Golf: El Green del Mediterráneo.
  • Málaga Gibralfaro: El Mirador del Mediterráneo.
  • Nerja: El Ombú del Mediterráneo.
  • Mojácar: La Cuajadera del Mediterráneo.
  • Mazagón: La Zalema del Atlántico.
  • Córdoba: El Jardín de la Arruzafa.
  • Granada: El Almorí del Generalife.
  • Ronda: El Manzel de Ronda.

EXTREMADURA

  • Mérida: La Alacena del Foro.

COMUNIDAD VALENCIANA

  • El Saler: La Barraca del Mediterráneo.

CASTILLA Y LEÓN

  • Lerma: La Bodeguita de Lerma.

Juan Carlos Ontoria