Pastas, arroces y otros cereales

57

Pastas, arroces y otros cereales

La principal fuente de hidratos de carbono y fibra en la Dieta Mediterránea se encuentra en los cereales. Son los frutos maduros y desecados de algunas plantas de la familia de las gramíneas. Los más utilizados en la alimentación humana son el arroz, el trigo, el maíz, la avena, el centeno, la cebada, el sorgo y el mijo.

Las aplicaciones gastronómicas de los cereales son muy variadas, y entre ellas se incluyen la cocción directa de los granos, la elaboración de productos de panadería y bollería, pastas alimenticias, cereales de desayuno y bebidas alcohólicas como la cerveza o el sake.

Pastas

El ingrediente más importante de las pastas alimenticias es el trigo, que se muele y se mezcla con agua y otras sustancias hasta obtener una masa homogénea. Las pastas pueden adquirir muchas formas (cintas, tubos, espirales, hélices…), se pueden cocinar en fresco o desecadas y pueden incorporar en su elaboración otros ingredientes o rellenos. No obstante, las diferencias de sabor van a depender, en mayor medida, de los alimentos con los que se preparen.

Arroces

El arroz es el alimento básico de una gran parte de la población mundial. Existen muchas variedades de arroz: de grano redondo, de grano largo, arroz bomba, vaporizado, aromático, glaseado, integral, paddy o salvaje, entre otros. Al igual que la pasta, se puede combinar fácilmente con todo tipo de alimentos, lo que va a influir de manera considerable en las cualidades sensoriales de cada plato.

Pan

Es el producto obtenido por la cocción de una masa fermentada de harina de trigo, sal y agua, pudiendo incluir otros ingredientes. La elaboración del pan se remonta hasta la época prehistórica, en la que ya se elaboraban panes ácimos o sin levadura. Hoy en día, es un producto muy popular y apreciado en la gastronomía.

Además de formar parte de diferentes elaboraciones culinarias, es un ingrediente indispensable en la preparación de bocadillos, sándwiches y multitud de tapas. También tiene la particularidad de ser un alimento que se consume diariamente para acompañar a los platos en las comidas.

Otros cereales y derivados

Existen otros cereales y productos con características muy diferentes. Un caso especial es el de los pseudocereales, que no se consideran cereales porque no proceden de las gramíneas, pero comparten con estos ciertas características sensoriales y usos culinarios muy parecidos, por lo que es habitual incluirlos en el mismo grupo.