La Chaîne des Rôtisseurs: la asociación gastronómica más antigua del mundo

448

La Chaîne des Rôtisseurs (literalmente, “Cadena de Asadores”) es una sociedad internacional dedicada a preservar e impulsar las tradiciones de la buena mesa y la cultura gastronómica. Con una larga trayectoria en el mundo de la gastronomía, actualmente es la asociación del sector más grande e importante a nivel mundial.

Sus orígenes se remontan a la Edad Media

La asociación data de 1248 cuando Luis IX, rey francés canonizado más tarde como San Luis, ordenó el establecimiento de varios gremios profesionales, entre ellos el de los asadores de gansos y otras aves muy apreciadas en la época. El propósito de este gremio era mejorar los conocimientos técnicos de todos sus miembros, desde los aprendices hasta los maestros y comerciantes.

Más tarde, en 1509, la especialidad del gremio se amplió para incluir la preparación de otras carnes y aves de corral, incluyendo la carne procedente de la caza. Es entonces cuando toma el nombre de “Rôtisseurs” (asadores de carnes).

En 1610, la asociación se consolidó con la creación de un escudo de armas, que simbolizaba dos espetos cruzados y cuatro útiles de engrasar la manteca, rodeados por las llamas del hogar –en la versión actual, este blasón está rodeado de flores de lis y dos cadenas, que representan a los miembros profesionales y no profesionales, con el nuevo nombre de la asociación en el medio–.

Durante más de cuatro siglos, la Chaîne des Rôtisseurs cultivó y desarrolló el arte culinario, hasta que el sistema del gremio fue disuelto durante la revolución francesa de 1793.

Ya estaba prácticamente olvidada cuando, en 1950, renació gracias al esfuerzo de cinco grandes personalidades: los periodistas gastronómicos Jean Valby y Curnonsky, el doctor Auguste Bécart, y los restauradores Louis Giraudon y Marcel Dorin. Estos profesionales de la gastronomía refundaron la asociación con el nombre de Confrerie de la Chaîne des Rôtisseurs (Cofradía de la Cadena de Asadores).

Un encuentro entre profesionales y aficionados de la gastronomía

Hoy en día, la Chaîne des Rôtisseurs es una asociación gastronómica internacional que está presente en casi 80 países a lo largo de los cinco continentes, con cerca de 25.000 miembros asociados.

En la Chaîne tienen cabida tanto los profesionales de la hostelería y de la restauración como todas aquellas personas que comparten un interés común por la gastronomía. Propietarios de restaurantes, directores de hoteles, chefs, sumilleres, periodistas o aficionados de diversos perfiles.

La afiliación de los socios comienza con una ceremonia de investidura, en la que se da la bienvenida al nuevo miembro respetando las tradiciones del siglo XIII. En esta ceremonia se hace entrega de unas cadenas, que representan el cargo de cada miembro, y un diploma.

Pero las tradiciones más antiguas se mezclan con multitud de actividades para disfrutar de los placeres de la buena mesa en compañía: comidas y cenas, excursiones, viajes, showcookings, degustaciones, concursos…

Todos los miembros están invitados a participar en los numerosos eventos que se organizan por todo el mundo. Cada encuentro es una oportunidad para conocer gente de diferentes culturas, compartiendo el arte de la cocina en un ambiente de amistad y compañerismo.

Una asociación internacional muy activa

En la Chaîne des Rôtisseurs se llevan a cabo diversas iniciativas encaminadas a preservar la tradición y a fomentar la excelencia en todas las áreas de la hostelería. Entre estas iniciativas se encuentran los concursos nacionales e internacionales, que se celebran anualmente para apoyar el desarrollo de jóvenes chefs y sumilleres, y descubrir nuevos talentos.

Uno de los principales objetivos de la asociación es participar activamente en la transmisión del conocimiento gastronómico, papel que representa mediante diversas campañas de difusión y programas de formación en el sector de la hostelería y de la industria alimentaria.

Para los que gustan de las buenas bebidas, la Ordre Mondial des Gourmets Dégustateurs (OMGD) es una sección de la Chaîne que se centra en la promoción y disfrute de los vinos, cervezas, aguardientes, licores, bebidas artesanales y aguas minerales de todo el mundo. A través de cenas, degustaciones y concursos, la OMGD promueve el conocimiento de las bebidas y su relación con la gastronomía.

Pero además de promover la cultura gastronómica, la Chaîne des Rôtisseurs dedica una parte de sus actividades al desarrollo y el bienestar social. En 2008 se creó la Asociación Caritativa de la Chaîne des Rôtisseurs (ACCR), una entidad sin ánimo de lucro concebida con el objetivo de prestar ayuda y asistencia a los más desfavorecidos, especialmente a los niños. Gracias a la ACCR, se han puesto en marcha programas destinados a la mejora de la alimentación y de las condiciones de vida de las personas en todo el mundo.

La Chaîne des Rôtisseurs es una asociación con un largo recorrido en el ámbito de la gastronomía, que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, manteniéndose en constante desarrollo y expansión. Una asociación con mucha historia a sus espaldas que aún tiene mucho que ofrecer.